Para mi, aceite de girasol.

Muchos años me ha llevado llegar a donde estoy, más que a muchos otros seguramente, por aquello de tener prioridades mal establecidas que a la larga pasa factura, y como. Lo que podría haber sido una carrera universitaria en cuatro años se convirtió en una de seis, por no estar dispuesto a dejar de esquiar, por no estar dispuesto a estudiar los fines de semana. Al final, me toco estudiar los fines de semana, festivos y domingo de guardar. Tanto tiempo invertido, para algo que no vale para nada excepto para que no te falte. Como la salud. 

Recuerdo cuando era pobre, de becario en Madrid, con un sueldo de setecientos y poco al mes, poco menos del SMI, pero como becario, un lujo, además de haber realizado tareas que me hicieron crecer y especializarme. En aquella época, compartiendo piso en zona chunga, véase El Carmen, más allá de la M30, con un fulano de Villarino, otro de Santa Marta y otro de algún lugar remoto de Soria, me las apañé para ahorrar un veinte por ciento mensual que me sirvieron para irme una semana de vacaciones a Nápoles y celebrar así el fin de mis estudios. Al final, vivir a gusto cuesta bien poco. Todo esto, sin dejar de hacer nada que quisiera hacer, sin haberme privado de nada. Tan solo haciendo las cosas con un poquito de sentido común. 

Posteriormente, cuando las cosas se encauzaron y empezaron a ir bien, yo que soy muy de Audi, estuve tonteando con el ultimo modelo A6 de 330 cv, que hace brum brum. Y en una conversación de la que hace ya muchos años,  obtuve un comentario tal que: “Ten cuidado con los costes fijos, que son muy jodidos” A pesar de que me hacía ilusión pagarlo en plan maletín, por aquello de no descapitalizarse, barajé el crédito, y luego me replanteé la cosa. “Para que coño quiero yo este coche si es que no le doy uso” Y así sigo con mi leal petrolero de diez litros a los cien.  

Todo lo que somos ahora es gracias lo aprendido del pasado, y en estas circunstancias se nota, y mucho, que la gente ya no va a comprar a principio de mes, ni a final, porque no hay pasta. Para mi estupendo, porque no tengo que esperar a final de mes y tener las tiendas vacías y las dependientas solas para mi para irme de compras a gusto. A principios de mes, por principios, me niego. No por la pasta, sino por la clase, que nada o poco tienen que ver lo uno con lo otro. Incluso de becario pobre tenía yo más clase que la mitad de hijosdalgo que tanto abundan. Incluso sin haberme cambiado el orden de los apellidos, ni hacerlos compuestos, ni llamarme Cayetano o Jimeno, o cosas así. 

Como iba diciendo, cuando llega la crisis es cuando se ven los problemas, y al que a final de la pasta le queda mucho mes por delante, tiene un problema estructural. No por salarios bajos sino por fallas en las prioridades. Anda que no habrá casos, anda que no hay casos, anda que no he visto casos de crédito para la vivienda, lo que es lógico y entendible, sumado a un leasing para él, sumado a otro leasing para ella, sumado a créditos al consumo para financiar teléfonos, televisiones, bolsos y demás, y todo esto a plazos, con sus correspondientes intereses y usuras tan propias de los bancos. Y, o lo pagas, o lo pagas. Tu eliges. Luego nos llevamos las manos a la cabeza, de como podemos entrar en esas situaciones, en la que sin trabajar no podemos hacer frente a los desorbitados gastos fijos en relación al sueldo percibido. Pues eso, por prioridades absurdas, y en segundo plano por falta de sentido común. 

Como consecuencia, si estamos pagando por algo que queremos pero no nos podemos permitir, ¿qué pasa con con lo que necesitamos? ¿De dónde sacamos los recursos? 

Como decía un amigo mío, el leasing es la mejor forma de conducir un coche que no te puedes permitir. Amén. 

¡Luego estamos!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s