Que no levanto cabeza.

Ideologías aparte, Julio Anguita era un figura. Esa labia, esos discursos, esa forma de expresarse, que daba gloría escucharle. Tuvimos también Adolfos, y Felipes y Jose Marías. De algún modo u otro, fueron ellos los que sacaron el pais adelante, como nuestros abuelos y posteriormente nuestros padres. Para llegar hoy al punto en el que nos encontramos.

Aquellos Juegos Olímpicos, aquella Expo en Sevilla, que vaya lujo oye. Lo de Zaragoza supo a poco, la Universiada de Granada no la conoce ni cristo que la fundó. Juegos olímpicos en Madrid lo dudo mucho. Y hasta Sierra Nevada se pensaba que estaba en Africa, y esto lo dijo uno de fuera.

Nunca he sabido a que dos ocasiones se refería Victor Manuel en Asturias, cuando en las dos ocasiones se juega la vida en una partida. Si fue bien, o fue mal, tampoco lo se. Viendo como está el panorama, me imagino más que la cosa salió rana. Pero igualmente, Asturias se la jugó, que es lo que cuenta. Ahí a dar el do de pecho, haciendo algo que tiene que hacer, que le toca hacer. Que luego vaya bien o mal, es otra cosa, pero lo importante es participar.

Pues no, de participar nada. Solo pierde el que no participa, dicen. Leches. Todo aquel que no gana ha perdido. Se puede perder por mucho o por poco, pero eso de lo importante es participar, es para los flojos.

Desde la Expo, con mis seis añitos, tengo la sensación de que cualquier cosa que se ha tenido que hacer a nivel nacional, se ha intentado, sí, pero ha salido mal. Y cada vez que se puede meter la pata, se mete, y hasta el fondo. Y vamos ahí encadenando una con otra, hasta que nos quedemos sin cartas y a saber entonces lo que se hace, a ver de donde sacamos el as de la manga. No lo negaré, no voy a decir que no me preocupe, pero me da más lástima que otra cosa. Porque al final es el poder quien representa al pueblo, a todos y cada uno, que para eso es democracia. Pero chicos, es que es patada tras patada, y cada vez nos parecemos más a Lepe.

No entiendo de donde puede venir esta serie de fracasos, esta serie de caídas. Si es por falta de espíritu, por indiferencia, por dejadez, o porque paga el cliente, pero es un tanto vergonzoso.

En relación a nuestros antepasados diré que los tiempos difíciles crean hombres fuertes, los hombres fuertes crean buenos tiempos, los buenos tiempos crean hombres débiles y los hombres débiles crean por ende, tiempos difíciles. Es la pescadilla que se muerde la cola. Dicho en corto, en la tercera generación, una puta y un ladrón.

¡Luego estamos!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s